Manzanilla – Chamomile una reina entre las hierbas

Conocida desde hace muchos años por sus propiedades terapéuticas, la manzanilla es quizás la más utilizada en nuestras casas como remedio a un problema disgestivo, relajante o para un baño ocular. Tiene multiples usos y muchas variedades, dos de las más utilizadas por sus propiedades terapéuticas son:

La Manzanilla común o Matricaria chamomilla y la Manzanilla Romana o Anthemis nobilis

Con un simple un ramo de manzanilla ya podemos apreciar su delicado aroma frutal, parecido al de las manzanas: cálido dulce y suave. Sin embargo para la obtención de su aceite esencial necesitamos las flores y mediante un proceso de destilación al vapor obtendremos un líquido viscoso de color azul pálido  de propiedades antiinflamatorias.

Sus usos terapéuticos son muchos, pero principalmente utilizaremos la manzanilla para:

Aliviar  la tos y la inflación de garganta.
Combate el insomnio, la tensión, agitación y otros problemas relacionados con el estrés.
Enfermedades relacionadas con el tracto gastrointestinal. Náuseas
Llagas en la boca.
Mitiga el dolor menstrual.
Alívia dolores de cabeza y migrañas.
Calmar  los cólicos de los bebés…

No se conocen contraindicaciones por lo que la manzanilla se puede utilizar en masajes, baños, inhalación, como acondicionador del cuero cabelludo y es muy beneficioso en los niños para escoceduras, irritaciones o como leve «sedante».

Para finalizar mi aportación comentar que la manzanilla combina muy bien  con otros aceites esenciales  como la lavanda, geránio, azahar, salvia y bergamota. Espero que compartas con nosotros vuestras combinaciones preferidas.

Productos relacionados con Manzanilla:
Aceite Esencial de Manzanilla 5 Ml – Health-Aid
Infusión de Manzanilla Dulce 20 filtros – Pinisan Laboratorios
Manzanilla con anís verde 20 filtros – Soria Natural
Champú de Manzanilla 30 Ml – D’Shila
Agua de Manzanilla 200 Ml – Giuria
Manzanilla extracto 50 ml – Soria Natural
Travel Zen 16 comprimidos – MGD

Escribe un comentario